Obispos de Denver: Tiroteos masivos un “cáncer en la sociedad”

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA

Obispos de Denver: Tiroteos masivos un “cáncer en la sociedad”
Recuerdan a los fieles amarse los unos a los otros, recen por las víctimas

DENVER – Los obispos de la Arquidiócesis de Denver califican los recientes violentos tiroteos masivos como un “cáncer” en la sociedad.
El arzobispo Samuel J. Aquila, de Denver, y el obispo auxiliar, Jorge Rodríguez, de Denver, hicieron estas declaraciones en un comunicado publicado tras el tiroteo de Walmart del 1 de noviembre en Thornton, Colorado, que dejó tres muertos.

“Estos actos de violencia indiscriminada son un cáncer creciente en nuestra sociedad”, escribieron los obispos, “que reflejan cuán poco valora y defiende nuestra cultura la dignidad de la vida humana”.

Los obispos les recuerdan a los fieles su deber de “amarse los unos a los otros” y de “tratarse unos a otros con cortesía, dignidad y respeto”. Además, hacen una invitación a unirse a ellos en oración por las víctimas y sus familias.

A continuación, el comunicado completo:

La noche del miércoles en Thornton, un hombre entró a Walmart alrededor de las 6 p.m. y “despreocupadamente” abrió fuego disparando a aquellos que se encontraban a su alrededor.

Después, huyó del lugar de los hechos, luego de haber matado a tres personas: dos hombres y una mujer. No se han reportado otros heridos.

Aquí en Colorado fuimos testigos en 1999 de uno de los primeros y más atroces tiroteos masivos de tiempos recientes, en la escuela preparatoria Colombine. Luego en el 2012 presenciamos el tiroteo en el cine Century 16 en Aurora. En los últimos años han ocurrido demasiados eventos similares. Estos actos de violencia indiscriminada son un cáncer creciente en nuestra sociedad, que reflejan cuán poco valora y defiende nuestra cultura la dignidad de la vida humana

Hay algo profundamente mal en nuestra sociedad donde actos de violencia sin sentido continúan repitiéndose una y otra vez, con mayor arbitrariedad y menos restricciones.

A raíz de tal muestra de maldad pura, uno puede sentirse impotente. Pero debemos recordar que todos tenemos la capacidad y el deber de inculcar el amor cristiano a nuestra cultura. Estos actos nos llaman a reflexionar en nuestros corazones como nos amamos los unos a los otros, y como estamos llamados a tratarnos unos a otros con cortesía, dignidad y respeto.

Oremos todos hoy por las víctimas y sus familiares, y por la comunidad de Thornton. Que encuentren el consuelo y la paz que solo Nuestro Señor y Salvador Jesucristo puede dar.

Exmo. Mons. Samuel J. Aquila, S.T.L.
Arzobispo de Denver

Exmo. Mons. Jorge H. Rodríguez, Ph.D.
Obispo Auxiliar de Denver