El suicidio médico asistido y los sacramentos

Cuatro Cosas Que Usted Puede Hacer Para Oponerse Al Suicidio Asistido

photo-1416453072034-c8dbfa2856b5

1. Infórmese

Visite la sección “What’s at Stake” de este sitio web e infórmese de los potenciales efectos nocivos de la Proposición 106.

2. Visite Votenoprop106.com y haga el compromiso de Votar No.

Encontrará información para compartir en las redes sociales en esa página y en la página en la que se encuentra en este momento. El registro de compromisos y la página para donaciones también le ayudarán a formar parte de una oposición activa.

3. Pregunte en su parroquia si puede ayudar

Muchas parroquias podrán proporcionarle un letrero para su jardín delantero o contar con usted para difundir la información.

4. Difunda la información a sus amigos, familiares y comunidad

Sus amigos y familiares probablemente no sean conscientes de los detalles y ramificaciones de este proyecto de ley. Por favor piense y debata sobre los siguientes puntos:

  • La Asociación Médica de Estados Unidos sostiene que “el suicidio asistido es fundamentalmente incompatible con la función sanadora del médico”
  • Todos sabemos que los doctores pueden cometer errores. De hecho los pacientes pueden sobrevivir su pronóstico de vida por meses e incluso décadas.
  • No se requiere la opinión de un profesional de salud mental autorizado para aquellos que buscan el suicidio asistido.
  • Los tratamientos a largo plazo para las personas con enfermedades crónicas, para los ancianos, para los discapacitados y para los pobres serán calificados como cargas económicas innecesarias. Esto podría conducir a la coacción a cometer suicidio debido al costo.
  • Las implicaciones a largo plazo para las aseguradoras de salud son desconocidas. Hay casos documentados en los que la aseguradora ha cubierto el suicidio asistido pero no otros tratamientos para prolongar la vida prescritos por los doctores.
  • La prescripción normalmente requiere que la persona injiera 100 píldoras letales que pueden ser recogidas en la farmacia o enviadas al domicilio privado.